Machu Picchu y Cusco

captura-de-pantalla-2016-10-24-a-las-2-40-32-p-mcaptura-de-pantalla-2016-10-24-a-las-2-40-45-p-mCinco días en

Machu Picchu y Cusco

Por Nora Vega

 

Machu Picchu es uno de esos lugares privilegiados en el mundo. Esta maravilla arqueológica se encuentra rodeada de una abundante vegetación. Es un destino fabuloso lleno de naturaleza y actividades al aire libre. Todos dicen que se vive una energía imposible de describir y es verdad. Esta sensación solamente se puede percibir estando en la cima de la más famosa montaña Inca.

 

Día 1

 

Ir a Machu Picchu no es una tarea fácil ya que este impresionante lugar arqueológico se encuentra en la mitad del selva. De hecho, ese enclave natural, que casi se mantiene intacto, es su principal atractivo. Por lo tanto, llegar hasta ahí requiere cierta logística.

 

La ciudad de Machu Picchu no cuenta con aeropuerto. Lo primero que uno necesita hacer es llegar a la ciudad de Cusco; que desde Paraguay implica ir a Lima y de ahí tomar una conexión. Una vez que se llega a la ciudad, lo mejor es que ir a la estación de tren de Ollantaytambo. Son unos 90 kilómetros en bus o en taxi.

 

Lo más frecuente es ir por tren desde Ollantaytambo (comprá antes los tickets desde la página web de PeruRail ) a Aguas Calientes, llamado también Machu Picchu Pueblo. Otra opción es ir caminando por el Camino Inca empezando por el kilómetro 82.

 

Aguas Calientes es un pueblo dedicado íntegramente a Machu Picchu, por lo que el número de hospedajes y restaurantes que tiene es infinito. Los precios son algo más altos que en el resto del Perú, pero tampoco son excesivos. Es importante realizar un breve descanso para habituarse a la altitud y este lugar es el indicado.

 

Al llegar a Aguas Calientes lo primero que tenés que hacer es ir a comprar el ticket del bus que te lleva a la montaña. Subir a pie puede ser muy cansador por eso es aconsejable tomar este medio de transporte ya que estando arriba hay mucho por recorrer.

 

Día 2

 

Este día es el más importante y hay que madrugar. Desde las 3 de la mañana ya hay una enorme fila con incontables turistas esperando subir al autobús que se dirige a la ciudad perdida de los incas. Es recomendable realizar un desayuno completo y llevar agua. Asimismo, sombrero, lentes de sol, repelente y bloqueador solar son elementos indispensables.

 

La Ciudadela Inca Machu Picchu es uno de los sitios arqueológicos más conocidos y visitados del mundo. Es Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad y es un lugar lleno de mística, un monumento a la divinidad. Estando allí uno se siente realmente abrumado. Es increíble dimensionar cómo los Incas construyeron una ciudad tan bien pensada en todos los aspectos en el medio de las montañas. Es por eso que también es considerada una 7 Nuevas Maravillas del Mundo.

 

Existen tres tipos diferentes de entradas: Machu Picchu + Wayna Picchu, Machu Picchu + Montaña, Machu Picchu + Museo. El boleto te da derecho a acceder al recinto y pasar ahí todo el día (de 6:00 a 18:00 h), entrando y saliendo las veces que quieras. No incluye guía, comida, agua, ni baño.

 

La montaña Huayna Picchu es la que aparece detrás de Machu Picchu en su clásica foto postal; sus senderos incas construidos a un lado de la montaña pueden resultar aterradores para las personas con miedo a las alturas. Por su parte, la montaña Machu Picchu es una de las caminatas más asombrosas. Ofrece caminos menos empinados y más anchos.

 

No es obligatorio subir a ninguna de las montañas, pero la inmensidad de la naturaleza supera cualquier tipo de expectativas. La montaña Machu Picchu parece interminable, pero realmente vale la pena llegar a la cima. Estar a 3,082 metros de altura y tener la oportunidad de maravillarse con las hermosas vistas de la Ciudad Inca y de la Montaña Huayna Picchu, es una experiencia única en la vida.

 

Día 3

 

Una vez que bajes del Machu Picchu directamente podés volver a la ciudad de Cusco, aunque es preferible aprovechar un día más para descansar y de paso conocer Machu Picchu Pueblo. Este es un lugar con mucho encanto y aquí vas a encontrar una enorme oferta de restaurantes y tiendas de souvenirs. Recorrer la ciudad entera te puede llevar máximo 30 minutos.

 

Ir al Museo Manuel Chávez Ballon es uno de las actividades recomendadas. Se encuentra a media hora caminando desde Aguas Calientes. El precio de entrada incluye la visita del Jardín Botánico que está al lado. En él vas a poder apreciar una colección de 250 objetos originales, resultado de una investigación arqueológica de las últimas décadas en la ciudad inca de Machu Picchu y el camino Inca.

 

Para terminar la noche nada mejor que comer un rico plato peruano acompañado de una buena cerveza o del tradicional Pisco Sour. El restaurante recomendado aquí es el Indio Feliz. Un lugar altamente memorable.

 

Día 4

 

Cusco es el destino turístico más visitado del Perú, ideal para el día cuatro. La riqueza de atractivos en la ciudad y sus alrededores la convierten en uno de los principales lugares turísticos del mundo y por ende ofrece una excelente calidad de servicios, preparados y pensados para todo tipo de turistas.

 

FTF o Free Tours by Foot es una excelente opción para hacer un divertido tour a pie. Los paseos son realizados en español e inglés. Es interesante hacer este recorrido el primer día, para que te indiquen algunos lugares claves y también los gratuitos.

 

Recorrer el centro histórico de Cusco, es caminar por la ciudad que fue trazada y diseñada por los Incas, es pasear por edificios coloniales edificados sobre la base de los antiguos palacios reales de los Incas, es la fusión de dos estilos arquitectónicos que la hacen única en el mundo, es la oportunidad de apreciar joyas de la arquitectura y del arte que encierran sus milenarias murallas. Cada rinconcito tiene una historia que contar.

 

Día 5

 

Las mañanas son ideales para pasear por las calles de Cusco, conocer sus iglesias, recorrer el legendario barrio artesano de San Blas o salir a recorrer los pueblos y los restos arqueológicos de los alrededores.

 

Es ideal también hacer el city tour en bus. En él se visitan los templos Qoricancha, Sacsayhuaman, Qenqo, Pucapucara, Tambomachay y La Catedral, así como el santuario animal de Ccochahuasi, que alberga diferentes especies, muchas de ellas en peligro crítico de extinción. Visitar el Valle Sagrado, Moray, Maras o la Montaña de los Siete Colores puede ser una atractiva opción para pasar el día.

 

En las noches, cuando la ciudad se viste de luces, las discotecas, pubs y restaurantes, son los mayores atractivos. Entre los lugares gastronómicos recomendados podemos citar a Papacho’s y Chica del conocido chef Gastón Acurio, Pachapapa, Limo, Cicciolina, Green Point, Incanto, Papillon, entre otros.

 

Finalmente un consejo: no importa el mes que vayas a Cusco, tenés que estar abrigado a la noche. También es importante llevar ropa impermeable porque en cualquier momento llueve. Asimismo, si te toca un día despejado, el sol estará acompañándote durante todo el día, así que estar bien protegido es lo primordial.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *